Energía alternativa

Diego Revello, de Villa María, Córdoba (Argentina), es un autodidacta que creó un sistema de energía solar térmica que le permite calentar el agua de su piscina. Su desarrollo es mucho más económico que los comerciales.

Actualmente la mayoría de las empresas del sector en todo el mundo trabajan en desarrollar la energía solar pero enfocándose en reducir los costos de los materiales y mejorar la eficiencia que también haría a la energía solar más barata. Los investigadores del MIT tienen otro enfoque, y son los que desarrollaron este increíble proyecto, están trabajando para que en breve, todos podamos tener acceso al recurso de la energía solar utilizando simplemente hierba o pasto. 

En casetas plásticas tipo invernadero que captan y concentran energía solar, Ana Elisa Silva, experta en ingeniería ambiental, desaliniza agua marina almacenada en un bote de 60 litros y recupera cinco litros de agua potable que caen a canaletas.

Investigadores llevan a cabo un proyecto que inyectará energía proveniente de sistemas fotovoltaicos (solar) a la red convencional de distribución de energía eléctrica, con el objetivo de disminuir la sobrecarga del sistema eléctrico en momentos de elevado consumo. El proyecto va en línea con el propósito de la ley nacional que prevé para 2016 abastecer el 8% de la demanda energética del país a través del uso de energías renovables.

Las obras tienen lugar en la ciudad de Paraná

El proyecto, llevado a cabo por la distribuidora de gas entrerriana Redengas y la firma internacional EcoEnergy, contempla una prueba piloto en la empresa avícola Las Camelias. La idea es atender la demanda del mercado local y realizar exportaciones a nivel regional.